MEXICANISMOS: LOS MÁS SONADOS

Escrito por el 26 marzo, 2022

Mucha gente asocia la expresión “ingenio mexicano” directamente con algo mal hecho, pero que funciona o algo improvisado, sin embargo, si algo nos caracteriza, es la creatividad y rapidez con la que podemos solucionar ciertos problemas de nuestra vida cotidiana, ya sea innovando acciones o intentando crear el hilo negro, el mexicano ha aportado un legado importante al mundo contemporáneo, basta darle un vistazo a esas frases que surgieron hace mucho tiempo y que hoy seguimos utilizando para referirnos a ciertas situaciones, siempre, acompañadas con humor folclórico.

Tenemos muchas frases mexicanas para toda la ocasión, algunas muy simples y en realidad bastante fáciles de entender, otras, que tienen un origen peculiar que seguramente no conocías, por eso en esta nota me di a la tarea de buscar esas frases o expresiones que hemos escuchado para dar con su origen y entender de dónde vienen, checa las siguientes frases:

TEPOROCHO

Cuenta la leyenda que a principios del siglo XX en un puesto del mercado de la Merced (uno de los más importantes de la Ciudad de México) vendían unos tés de naranja o de canela con alcohol, por diez centavos, eran tan popular que pronto la merced se llenó de varios puestecitos ambulantes que lo daban a 9 centavos, al propietario del puesto no le quedó más remedio que bajar sus precios para recuperar su clientela, 8 centavos era lo que costaba el té para curarse la cruda (resaca que da un día después de ingerir bastante alcohol) la gente comenzó a decir: ¡Vamos por el té por ocho! En la calle se empezó a señalar a los borrachitos diciendo, seguramente es cliente del té por ocho… oración simple que derivó en la famosa frase la cual hace alusión a todas aquellas personas que están pasadas de copas, un mexicanismo que ha sido adoptado por las nuevas generaciones y utilizamos para referirnos a aquellos amigos que les gusta tomar.

COMO EL PERRO DE LAS DOS TORTAS.

Una expresión que a diferencia de otras viene de una famosa fabula, Esopo, un fabulista de la antigua Grecia, aunque se ha modificado un poco para darle un toque mexicano, pues la historia original no habla de tortas, aunque si involucra a un can. La fábula cuenta la historia de un perro que pasaba por un río llevando en su hocico un pedazo de carne, cuando vio su propio reflejo en el agua y creyó que aquel reflejo era en realidad otro perro que llevaba un trozo de carne más grande que el suyo. Deseando adueñarse del pedazo ajeno, soltó el suyo para arrebatar el otro, pero el resultado fue que se el propio se le cayó al río. Se usa para definir a los que parecen no decidirse nunca por nada en concreto, y el egoísmo te puede llevar a quererlo todo.

DE CHILE, MOLE Y POZOLE

Esta variedad de platos mexicanos se usa para comentar la variedad que puede haber en algún lugar o situación. El chile, por ejemplo, ha sido un símbolo de la comida mexicana, la extensa diversidad lo hacen un elemento imprescindible en los platillos más representativos, como lo son el propio mole y el pozole. El pozole es uno de los platillos más ricos y del cual podemos encontrar en diversas versiones, cada región tiene su forma de prepararlo, comerlo y servirlo. Amarillo, naranja, negro y estilos como el almendrado o con chocolate, hacen del mole el plato mexicano por excelencia. Cuando utilizamos dicha frase, nos referimos a que hay de todo.

¡A CHUCHITA LA BOLSEARON!

Se dice que esta frase data del periodo colonial. A las trabajadoras del hogar se les decía de cariño “Chuchita”, era la encargada de ir por el mandado para la comida, con el paso del tiempo, dicha mujer llegada con menos mandado que la vez pasada, cuando el patrón preguntaba qué pasada, ella contestaba que la habían bolseado, después de que el suceso se repitiera incontables veces, el patrón dijo “Y ahora qué pasó, no me digas que a Chuchita la bolsearon”.

¡SEPA LA BOLA!

En la época de la revolución mexicana se formaban grupos de destrozo que se revelaban contra el Porfiriato atacando todo a su paso, cuando las autoridades llegaban y preguntaban por los responsables de tales actos, nadie señalaba a alguno en particular, solo decían “fue la bola” refiriéndose al grupo rebelde, con el paso del tiempo, esta frase se instauró en el colectivo. Actualmente la usamos cuando nos preguntan por el autor de algún hecho o destrozo y solo decimos “sepa la bola” haciendo alusión a que no se sabe con exactitud quien es el responsable.

¡YA NOS CAYÓ EL CHAHUISTLE!

El mal del maíz, se empleaba para señalar que el maíz había sido invadido por una plaga y que se había estropeado. Por lo tanto, podemos deducir que cuando usamos la expresión “¡ya nos cayó el chauistle!”, hacemos referencia a que un evento o compañía desagradable nos tomó por sorpresa.

Estas son algunas frases que utilizamos, seguramente hay más mexicanismos que se han ido perdiendo con el paso del tiempo, sin embargo, forman parte de nuestra cultura y del inconsciente colectivo del mexicano que nos dan identidad, coméntanos a través de nuestra página si conoces alguno o si tú los utilizas.

 


Opiniones

Deja un comentario


Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista