Lo que no sabias del otoño

Written by on 24 septiembre, 2020

Por: Zaira Gómez.

¡Adiós verano, bienvenido otoño! Ya comenzó la temporada más melancólica, ya que metafóricamente esta estación del año hace notar el proceso de envejecimiento de la naturaleza, lo que más se percibe es el cambio de color en las hojas y la cosecha. Existen algunas curiosidades que caracterizan dicha estación del año que probablemente desconoces.

https://www.youtube.com/watch?v=7BWfziz5L9Y

  1. El otoño no comienza el mismo día todos los años

Una de las cosas más curiosas sobre el otoño, es que tiene dos fechas diferentes para su comienzo, esto porque depende del movimiento orbital de la tierra alrededor del sol que no todos los años es igual. El equinoccio otoñal puede darse el 22 o 23 de septiembre. La fecha de inicio del otoño varía según el clima, la tradición y la cultura, pero como dato importante debes  saber que cuando es otoño en el hemisferio norte, es primavera en el hemisferio sur, y viceversa.

 

  1. Los árboles se preparan para el invierno.

Durante el invierno no hay luz suficiente para que se concrete la fotosíntesis, así que mientras los días se acortan durante el otoño, los árboles comienzan a reducir su sistema de producción de alimentos y reducen la cantidad de clorofila en sus hojas, por lo tanto pierden el pigmento verde y otras sustancias químicas como  flavonoides, carotenoides y antocianinas se hacen presentes en las hojas causando efectos en colores naranjas, rojos y amarillos.

 

  1. Las personas nacidas en otoño son longevas.

De acuerdo a los datos revelados en un estudio a través de Journal of Aging Research se encontró que los bebés nacidos durante la temporada otoñal tienen más probabilidades de vivir hasta los 100 años que los nacidos durante el resto del año. El estudio también reveló que el 30% de la población estadounidense que tiene 100 años o más nacieron en los meses de otoño.

 

  1. ¿Los días son más cortos?

La respuesta es sí, y la explicación está en la palabra equinoccio proveniente del latín equi (que significa igual) y nox (que significa noche), lo que representa el equinoccio es que marca el tiempo cuando el día y la noche duran lo mismo.

En otoño notamos entonces que las noches comienzan antes y que se hace más larga que el día, hasta que esto se invierte con el equinoccio de primavera.

 

  1. El otoño nos hace subir de peso

Investigadores de la salud han descubierto que la falta de vitamina D (vitamina que aporta el sol) reduce la descomposición de las grasas y estas se acumulan con mayor facilidad en nuestro cuerpo. Por lo tanto, la falta de luz solar puede provocar que engordemos y que nuestro metabolismo esté más lento de lo normal.

 

  1. El otoño provoca más enamoramientos

Existen otros estudios que han llegado a la conclusión de que es mayor el número de personas que pasan de «solteras» a tener una relación e incluso a comprometerse durante la temporada otoñal, esto en comparación con otras estaciones del año. Al respecto hay una explicación, y es porque tanto hombres como mujeres experimentan un nivel más alto de testosterona en los meses más fríos. No tenemos una gran respuesta sobre por qué es así, pero se conciben más bebés en los meses fríos que en cualquier otra época del año.

 

¿Has subido de peso o te has enamorado durante algún otoño? Cuéntanos o haznos saber que otro suceso observas en esta temporada del año.

Para más notas como esta, sigue visitando éste sitio de #LaNuevaVozRadio

 


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Current track

Title

Artist