La función está por iniciar

Written by on 6 octubre, 2021

Con la llegada del coronavirus la vida “cotidiana” se ha modificado y diversas actividades se han privado para salvaguardar la integridad de las personas. En un intento por adaptarnos a la nueva normalidad el teatro se ha tenido que ajustar a los nuevos retos que esto representa, si bien, en un principio, los teatros tuvieron que cerrar, el problema no solo afecta a los espectáculos y la vida nocturna, sino también a los miles de trabajadores entre técnicos, ingenieros, electricistas y vestuaristas que se vieron afectados por el cierre.

Pese a todos los obstáculos el teatro se ha visto obligado a reinventarse y pasó de ser un evento efímero y en vivo a un evento grabado, editado y trasmitido por diversas plataformas, tal es el caso de Teatrix, la plataforma argentina que, a cinco años de su creación, llegó a México como una alternativa y que ha sido medianamente bien recibida por el público, con todo y todo, el teatro sigue vigente y luchando por seguir de pie.

A pesar de la resiliencia que muestra el teatro, estos tiempos han sudo cruciales para aquellas producciones independientes que no cuentan con el recurso económico y son sostenidas principalmente por estudiantes y maestros, haciendo que espacios escénicos alternativos y foros pequeños tuvieran que cerrar por el alto costo que representaba tener los espacios detenidos.

Así lo muestra el encabezado “Productores, actores y propietarios de espacios culturales resienten la falta de apoyos públicos para mantener viva una de las escenas artísticas más importantes de América”

En dicha noticia, se menciona lo complicado que ha sido gestionar espacios que no están generando ganancias y que en su lugar hay deudas por pagar, subrayado la falta de interés a nivel federal por mantener vivos los espacios culturales, la pregunta es ¿Por qué no apoyar al teatro mexicano?

La industria de la cultura, según datos del INEGI, representa el 3,2% del PIB de México y emplea a más de dos millones de personas, por ello, las acciones que generó la Secretaría de Cultura Federal fue idear una estrategia para reactivar la economía de este sector y acercar a nuevos públicos a los teatros y foros de todo el país, algunos son:

  • Respetar el distanciamiento físico (1.5 metros mínimo)
  • Asegurar la limpieza y desinfección de todas las áreas, con mayor frecuencia en zonas de alto contacto.
  • Marcar las butacas respetando la sana distancia, asegurando que durante la función se respete el distanciamiento social, en donde no deberán estar ocupadas las butacas bloqueadas
  • Mantener los equipos de ventilación/climatización en funcionamiento durante todo el horario de operación.
  • Contar con un aforo reducido según sea el caso, en un 70% o 30% dependiendo del semáforo epidemiológico.

De acuerdo a estas medidas los teatros se vuelven un lugar seguro para poder asistir, además que ayudamos a reactivar la economía. El teatro seguirá presente y pese a las dificultades a las que se pueda exponer o por lo menos así se ha demostrado hasta ahora. El día que nos volvamos a encontrar en la sala de uno, seremos otros y con una conciencia mayor a la que teníamos hace dos años, aprenderemos a valorar la convivencia y con mayor empatía social.


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Current track

Title

Artist