Adaptarse o sufrir el cambio de horario

Written by on 6 abril, 2020

Por Mauricio  Gamero Nolasco

El horario de verano en México comenzó a funcionar desde 1996 como una medida de aprovechar más el tiempo de luz solar, para así ahorrar electricidad.  Ante el reciente cambio de  horario, surge el eterno debate sobre ¿si  resulta útil o no hacer el cambio? pero lo verdaderamente  complicado aparece ante el hecho de levantarse más temprano, para la gran mayoría resulta difícil. Las opiniones son divididas, ya que unos afirman que éste trae beneficios,  otros asumen que el cambio en la hora sólo genera confusión y afecta sus actividades cotidianas.

Después  de los cuestionamientos sobre si resulta útil, al final nadie te roba tiempo, pero tal parece que se pierde entre  las actividades normales del día.  Por eso debes de organizar tu tiempo ante el nuevo horario, si resulta complicado sobrellevar los tiempos, es recomendable  que se dé prioridad a lo verdaderamente importante. Tanto para adultos o niños es difícil adaptarse, por lo tanto los primeros días son la clave para adaptarse.

Es interesante precisar  que el horario de verano moderno fue propuesto por primera vez por Benjamin Franklin. Se empleó por primera vez en 1916, durante la Primera Guerra Mundial, para ahorrar carbón.

Existen distintas investigaciones alrededor de este tema, pero lo verdaderamente interesante es que  con el cambio de horario sí se ahorraba energía durante las mañanas, pero se gastaba durante las tardes y noches debido a la pronta llegada de la oscuridad. Lo que contradice la razón primordial del ajuste de horario. Sin duda, depende de la región del país en la cual se habite y si su implementación sea efectivo para ahorrar energía en dicha región.

Para la gente resulta interesante  que gracias  al ajuste de horario  y una buena organización se puede tener más tiempo, o mejor dicho, un día  con más luz para hacer actividades; pero la contraparte son las dificultades en el sueño, porque cada persona tiene su propio reloj interno que resulta complicado adaptar. Exacto, los cambios de horario dificultan la percepción del tiempo y pueden aparecer problemas de sueño en las personas, así como afectar en aspectos sencillos y complejos como reuniones, viajes, citas, etc.

De acuerdo a un estudio de 2014 del “American College of Cardiology”  se ha encontrado que el lunes siguiente al inicio del horario de verano, hay un notable incremento en ataques cardíacos; y de manera inversa, estos se reducen cuando se vuelve al horario de invierno. Pero mientras  esto no sea del todo aplicable, lo importante en tener presente que el cambio en parte de la vida y el tiempo  es solo una forma de organizar nuestra vida. El horario solo te dice la hora, pero uno mismo decide como vivir.

Sin duda , existen distintas posturas sobre este tema, pero si tu horario de verano es favorito disfrútalo, si lo sufres procura que la adaptación sea rápida. Tu tiempo vale oro, y tu vida no se mide en horas, sino en acciones que te hacen sentir bien. ¿Tu eres de los que vive sin complicaciones ante el cambio de horario o eres de los que batalla con organizar los tiempos? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y sintoniza la programación de La Nueva Voz Radio.

 


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Current track

Title

Artist