Current track
TITLE
ARTIST


Luka Modric gana el Balón de Oro 2018

Escrito por el diciembre 3, 2018

El croata Luka Modric se ha consagrado con el Balón de Oro 2018 por su labor en este año con el Real Madrid, así como con la selección de Croacia con la que consiguió el subcampeonato en la copa del mundo, en lo que fue una tremenda temporada en lo futbolístico para él, con esto Modric rompe una hegemonía de 10 años en la que su excompañero Cristiano Ronaldo y el argentino Lionel Messi consiguieron cinco balones de oro cada uno.

En esta ocasión, el nacido en Zadar, Yugoslavia, se ha impuesto al portugués Cristiano Ronaldo y al francés Antoine Griezmann para ganar el premio por primera vez en su carrera deportiva.

Luka consigue el premio tras ser durante el año 2018, uno de los arquitectos para ganar la tercera Champions League consecutiva con el Real Madrid, mismo club que se impuso al Liverpool de la Premier League de Inglaterra en la final de la competición europea en el pasado mes de mayo, además de liderar a su selección a la final del Mundial de Rusia, en la que su selección fue derrotada por Francia con marcador de 4-2.

Nació el 9 de septiembre de en la ciudad adriática de Zadar, en la aquel entonces Yugoslavia, cuando era pequeño, él y su familia sufrieron complicaciones tras ser desplazados durante la Guerra croata de Independencia, debiendo vivir en hoteles en compañía de otros refugiados.​

“Fue difícil de niño entender lo que estaba pasando en los Balcanes” escribió Modric en un artículo publicado en la prestigiosa publicación The Player’s Tribune, antes de la Copa del Mundo.

Tras el fin de la guerra, les fue devuelta su casa en el pueblo de Zaton Obrovacki, pero Modrić decidió permanecer en Zadar para jugar al fútbol. Su padre, que trabajaba como técnico aeronáutico en el aeropuerto de esa ciudad, y su madre, una costurera, decidieron apostar por él pese a la modesta situación económica de la familia.​ Fue así como con dieciséis años Modrić fichó por el Dinamo de Zagreb, pasó por varios clubes croatas antes de retornar al Dínamo en 2005.

En el equipo de Zagreb, ganó tres Ligas, dos Copas de Croacia y fue nombrado futbolista del año en 2007. Al año siguiente, fue traspasado al Tottenham, donde permaneció cuatro campañas. El equipo se clasificó en el curso 2009/10 para la Liga de Campeones, donde fue eliminado precisamente por el Real Madrid en los cuartos de final por un global de 5-0.

En la Premier disputó 127 encuentros, en los que marcó 13 goles; sumando todas las competiciones, la cifra se eleva a 160 partidos y 17 goles, más 27 asistencias.

Números que ya ha superado en el Real Madrid tras seis temporadas completas y la séptima en curso: 273 partidos, 13 goles y 42 asistencias. Y a eso hay que añadir los títulos, que han sido su verdadero pasaporte al estrellato: una Liga, una Copa, dos Supercopas, cuatro Champions, tres Supercopas de Europa y tres Mundiales de Clubes.

“Es un sentimiento único y un honor. Tengo muchísimas emociones difícil de expresar. Déjame dar las gracias a los que me han ayudado, a los compañeros de equipo y entrenadores del Real Madrid, y a todos los que trabajan en el club. También a entrenadores y compañeros de la selección de Croacia, a mi familia, mujer e hijos, que me llenan como persona y me ayudan en todos los aspectos. De niños todos tenemos sueños, mi sueño era jugar en un gran equipo y ganar trofeos. El balón de oro es más que un sueño. Así que es un honor y un privilegio recibir este trofeo hoy. Si he ganado es porque he hecho algo especial este año” declaró el dorsal 10 del Real Madrid y capitán de la selección de Croacia, después de la obtención del premio.

El volante además este año ya se había quedado con el premio “The Best”, galardón otorgado por la FIFA al mejor jugador del año.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *